Las cámaras IP

La tecnología de vigilancia IP ha alcanzado un momento de madurez tecnológica. Las cámaras de seguridad digitales de la actualidad son baratas y fáciles de instalar, las redes cableadas e inalámbricas ya están en todas partes y el software de las cámara de videovigilancia es robusto, fácil de usar y muchas veces gratuito. La demanda de cámaras de seguridad es alta entre las empresas y los usuarios domésticos, y los integradores de sistemas están sacando provecho de esta tendencia, ofreciendo servicios de instalación, soporte y actualizaciones de hardware y ancho de banda para garantizar la calidad del servicio de video a través de la red.

Las cámaras de seguridad están por todas partes; pueden encontrarse en comercios, fábricas, casas, apartamentos, monumentos, escuelas, instituciones financieras y centros de transporte, por citar sólo algunos ejemplos. Sus aplicaciones van desde la seguridad doméstica al del control de calidad industrial.

Aunque las cámaras de videovigilancia hacen uso de Internet para transmitir sus videos, no son como las conocidas webcams, que están diseñadas para socializar en línea y no para aplicaciones de seguridad. Las cámaras IP se conectan directamente a las redes IP, no a través de un ordenador, registran a velocidades de cuadro más altas, y generalmente tienen una mejor resolución que las webcams. Tienen funciones denominadas PTV (pan-tilt-zoom) para acercamiento, panaorámica y movimientos verticales y horizontales, también tienen capacidades de audio para escuchar y reproducir sonidos. Las cámaras de seguridad IP vienen con software de monitoreo y de gestión que permite activar alarmas y alertas por correo electrónico cuando ocurren ciertos eventos. Por ejemplo, puede designar las áreas de detección de movimiento dentro de un marco y generar alertas cuando hay algún movimiento dentro de esa zona. O bien, puede configurar el sistema para comenzar a grabar cuando se producen determinados eventos.

Dado que estos sistemas de seguridad están basados en la tecnología IP, se puede monitorear, almacenar y archivar vídeo, audio y datos de la aplicación asociada a través de Internet o a través de redes privadas de datos. El video se puede llevar a cualquier parte de la red IP, a diferencia de la vieja tecnología analógica de circuito cerrado de televisión (CCTV), que requiere un equipo compatible y un cableado coaxial exclusivo. Cualquier persona con la debida autorización de seguridad y un navegador web estándar puede controlar y configurar las cámaras de vídeo desde cualquier ubicación en la red.

Para una instalación exitosa de un sistema de vigilancia IP es necesario tener una red robusta, ya sea cableada o inalámbrica. También es necesario tener una fuente de alimentación para las cámaras de seguridad, esta puede venir de la instalación eléctrica o a través de la red usando equipos que se alimenten a través de una red PoE (Power over Ethernet). La tecnología PoE le permite enviar la energía a través de líneas Ethernet, por lo que no tiene que colocar las cámaras cerca de fuentes de energía.

¿Cuál es el costo de un sistema de seguridad con cámaras de vigilancia IP? El precio dependerá de varios factores que se tendrán que considerar cuidadosamente: la mano de obra, las cámaras seleccionados, la estructura del edificio, la ubicación de las tomas de corriente, la ubicación de la infraestructura de red, etc.

Un rápido resumen de los principales beneficios de la videovigilancia IP:

  • Utiliza la infraestructura de red IP existente.
  • Es altamente escalable.
  • Es flexible: se puede instalar la cámara fácilmente en prácticamente cualquier lugar . La tecnología PoE elimina la necesidad de fuente de alimentación local, Wi-Fi elimina la necesidad de cableados de red ethernet. Cuando nos referimos a Wi-Fi estamos hablando de redes inalámbricas también conocidas con el término más genérico “wireless”.
  • La visión remota de las cámaras desde cualquier lugar y en cualquier momento a través de un navegador Web estándar.
  • La vigilancia por cámaras IP está basada en estándares, permitiendo soluciones de múltiples proveedores y una integración sencilla.
  • Mejor calidad de imagen que con la tecnología de circuito cerrado de televisión (CCTV), y sistemas analógicos.
  • Es posible realizar un almacenamiento masivo de las imágenes registradas de forma sencilla y a buen precio, sin necesidad de equipos sofisticados de grabación o una formación especializada.
  • Es seguro; los datos transmitidos se pueden cifrar a través de la red. Sin las claves de autenticación adecuadas, es imposible que desconocidos ingresen en la red para robar los datos de vídeo o introducir en el sistema señales de video falsas. Además, cualquier interrupción en el flujo de datos puede activar automáticamente las alarmas y alertas.

Para la instalación de un sistema de cámara IP vamos a necesitar principalmente dos componentes; las cámaras y la red. Para las cámaras: seleccione una de buena calidad, puede ser con visión nocturna, altavoces y micrófonos, con conexión a red cableada o wifi. Una vez que haya elegido una cámara, es necesario conectarla a la red, puede ser una tarea sencilla y que baste con enchufar la cámara en una toma de corriente y conector de red Ethernet, y seguir el proceso de instalación de los programas utilitarios que provee para realizar la configuración de las opciones.

Para la red es necesario tener en cuenta algunas variables de red existentes antes de instalar cámaras. Idealmente, los switches de red y routers debe ofrecer una gama de velocidades de 56 megabits por segundo (Mbps) a 1 Gbps. Para transmisiones de alta calidad o de un gran número de cámaras, considere la posibilidad de cámaras de 100 Mbps conectadas a una red troncal de 1 Gigabit. para aplicaciones donde no es necesaria una alta resolución de video se pueden utilizar redes cableadas de 10/100 Mbps o redes wifi de 54 Mbps o 108 Mbps.

Si usted no desea desplegar una red cableada, puede considerar puntos de acceso inalámbricos y cámaras inalámbricas. El estándar 802.11g de 54 Mbps es suficiente para muchas aplicaciones de vídeo vigilancia. Los estándares actuales de seguridad inalámbrica, como Wi-Fi Protected Access (WPA), ofrecen sistemas de autenticación y cifrado robustos de la señal inalámbrica para evitar espionaje y la interceptación de la señal de vídeo.

Es necesario tener en cuenta y estimar las necesidades de la demanda y el rendimiento del tráfico en situaciones pico y cómo pueden afectar a otras aplicaciones de red. Además, se deben considerar mecanismos de calidad de servicio (QoS) para proporcionar el nivel deseado de calidad de vídeo de las cámaras de vigilancia IP y las aplicaciones de monitoreo.

Cámaras de seguridad IP vs Cámaras analógicas

Echemos un rápido vistazo a las diferencias entre la vieja escuela, los sistemas analógicos y la nueva ola de sistemas de redes basados en IP. Los sistemas analógicos de circuito cerrado (CCTV) son limitados, sus servicios se reducen a lo que haga la persona que supervisa el sistema. Con las cámaras digitales IP se tiene acceso a una amplia gama de configuraciones de software automatizadas y sistemas de alerta que hacen que la gestión de seguridad sea más eficiente e inteligente, menos a a errores humanos y más económica.
Por otro lado, los sistemas de cámaras IP traen funciones de detección de movimiento, disparadores de eventos, y sistemas de alerta (a través del correo electrónico, sms o llamada telefónica), y tiene una multitud de otras opciones para el cambio de velocidades de fotogramas, cambio de resolución y de ciclos de grabación. Los sistemas analógicos no pueden hacer esto a no ser que se haga una conversión digital.

Power over Ethernet (PoE)

Los equipos de red y adaptadores PoE son útiles para los casos donde no se dispone de enchufes a la red eléctrica. La energía se toma de la fuente de alimentación cercana y luego se enrutan a través de cables Ethernet. Esto es posible debido a que la especificación Ethernet CAT5 habilita tanto los datos y como la corriente.
PoE (abreviatura de Power over Ethernet) es básicamente una extención eléctrica a través de cable Ethernet. Se requiere un switch PoE o adaptadores PoE. Un switches PoE enviará alimentación eléctrica y datos a un dispositivo PoE que puede tomar los datos y la corriente de un único cable Ethernet enchufado a un switch PoE, o a un adaptador de terminal PoE que separa la energía eléctrica del cable Ethernet y se conecta a una entrada de corriente estándar en el dispositivo de red (en este caso una cámara).



1 Respuesta so far.

  1. hola, una sugerencia seria anadir unas tomas de una camara analogica vs una digital ahi lo svisitantes se desenganaran sobre la calidad

    saludos

Buscar

Cucorent

Lo más visto


Servicio tecnico Junkers