¿En qué consiste el trabajo de un instalador de sistemas de seguridad y alarmas?

Un instalador de sistemas de seguridad, debe estar capacitado para montar, configurar, probar y activar equipamientos de seguridad hogareños y comerciales.
Como profesional, debe estar en condiciones de visitar a los clientes para dar sugerencias sobre cuáles son los sistemas más adecuados a sus necesidades. instalador alarma
Tiene que ser capaz de realizar el tendido de cables, instalar los dispositivos  y explicar a los usuarios el funcionamiento del sistema y equipamiento.
Aunque la mayoría de los instaladores son empleados de empresas de seguridad, alguno de ellos son trabajadores por cuenta propia.

Cuando el propietario de de una casa o negocio ya tiene decidida la instalación de un sistema de seguridad, un experto visita el lugar para ofrecer su experiencia y recomendaciones.
Sólo un instalador profesional de sistemas de seguridad puede explicar los beneficios e inconvenientes de cada alternativa;  monitoreo, sensores, alarmas silenciosas, luces, cámaras, y circuito cerrado de televisión.  Será necesaria una entrevista para conocer las costumbres de los ocupantes del inmuebles; horarios, hábitos de seguridad y rutinas diarias.
Luego de una inspección del sitio, los ambientes,  sus paredes, techos, ambientes, lugares descubiertos, instalaciones eléctricas y de comunicaciones, el profesional determinará las necesidades y trabajos a realizar junto con un presupuesto de instalación y mantenimiento del sistema de seguridad.
Con el presupuesto también se da una fecha probable de instalación y se realiza al compra del equipamiento necesario.

Dependiendo de la ubicación y del tipo de sistema, un instalador puede necesitar hacer agujeros en las paredes, realizar trabajos eléctricos o armar soportes para el equipamiento.
El uso de herramientas manuales o eléctricas es habitual en esta profesión. Además de las habilidades requeridas para el manejo de esas herramientas es necesario cierto conocimiento en la configuración de equipos, ya sean paneles, sensores, cámaras para luego realizar pruebas y asegurarse de que todo funciona correctamente.
También el instalador deberá poseer habilidades de comunicación para explicar al cliente el funcionamiento del sistema.
Puede requerirse también que quien realiza la instalación reciba en el momento el pago por el servicio, por lo que es deseable que el instalador tenga cierto manejo de dinero y administrativo.

Si bien no hay una exigencia formal que obligue cierto nivel educativo a los instaladores de sistema de seguridad, la mayoría tienen al menos un título de enseñanza secundaria.
Los empleados novatos reciben típicamente un entrenamiento en clase durante unos días para luego salir a la calle para adquirir más experiencia acompañados de un instalador experimentado.
Algunas empresas de seguridad tiene programas de entrenamiento formales de un año o más, pero la mayoría de los empleados estarán capacitados y se les permitirá trabajar antes de concluir el aprendizaje, ni bien prueben su competencia en casos reales.

A medida que se gana experiencia, el empleado puede trabajar con más independencia o incluso ser promovido a supervisor.

Algunos instaladores experimentados, deciden abrir un negocio por su cuenta.
Necesitarán comprar sus propias herramientas, organizar sus tareas, publicitar sus servicios y hasta contratar sus propios empleados.
Un instalador exitoso puede eventualmente obtener una representación de alguna empresa de seguridad importante o abrir su propia tienda de suministros de sistemas de seguridad.



Los comentarios a este post han sido cerrados.

Buscar

Cucorent

Lo más visto


Servicio tecnico Junkers